La diferencia en la producción supera el 70% respecto a la campaña pasada. En número de días frente al año anterior la cifra supone un retraso de más de un mes.

El análisis de la campaña en curso arroja datos de retrasos en la producción de más de un 70% frente a la campaña pasada. Si bien la provincia de Huelva se ha visto afectada por temporales que han alterado el normal funcionamiento de la campaña en puntos muy concretos, el análisis que realizamos desde UPA Huelva basa este retraso productivo en las especiales condiciones meteorológicas en los viveros de planta madre al inicio de la plantación.

El proceso de cultivo de la fresa comienza en viveros de Castilla León en primavera, donde se realiza la plantación y posterior arranque y traslado a la provincia de Huelva para plantar en las fincas. Para ello se necesitan una serie de condiciones de temperatura y períodos de tiempo necesarios en vivero para que se desarrolle con normalidad la campaña.

El momento de la plantación de lo que se denomina “Planta Madre” ha coincidido con una época de grandes lluvias en Castilla León que han retrasado su comienzo, a lo que se ha añadido altas temperaturas en el momento del arranque y la plantación en las fincas onubenses (octubre). En conclusión, la planta que ha llegado a los invernaderos de la provincia de Huelva en el momento de plantación ha sido una planta con una falta de maduración que está afectando, lógicamente, a la producción. A esto hay que añadir que el temporal que afectó a municipios de Lepe, La Antilla, La Redondela e Isla Cristina afectó a explotaciones que han visto condicionada su producción debido a los daños ocasionados.

Desde UPA Huelva entendemos que este retraso se normalizará durante el mes de enero, donde se volverán a cifras normales de producción siempre que las condiciones ambientales sean las adecuadas.

Por otra parte, es necesario destacar que, en ningún caso, la calidad del producto final se ha visto afectada, por lo que desde UPA Huelva queremos hacer un llamamiento a los consumidores y consumidoras a que consuman nuestros frutos rojos durante este final de año, dado que por su calidad, sus beneficios nutricionales y su versatilidad son productos que permiten ser presentados en la mesa de mil y una formas, suponen una forma saludable de celebrar el año nuevo y así se colabora con el desarrollo socioeconómico de un sector fundamental para el crecimiento de la provincia de Huelva como es el sector de las berries.