Desde el año 2008 el sector viene solicitando una solución a la dotación de aguas para el Condado de Huelva. Promesas incumplidas, retrasos en la aprobación de la Ley y unas infraestructuras que no llegan. De aquellos polvos vienen estos lodos.

Hay que respetar y cumplir la ley, eso es indudable, pero las administraciones competentes también tienen la obligación de ofrecer soluciones a las necesidades sociales de cualquier sector y la política es una ciencia creada para solucionar los problemas de la ciudadanía en cualquiera de sus facetas. Eso es lo que se esperaba de la política para la dotación de aguas en el Condado de Huelva y no ha ocurrido.