El pasado 23 de noviembre UPA instaba al Gobierno Central a cumplir su compromiso de prohibir de la “venta a pérdidas”. Este Real Decreto supone un primer paso hacia unos precios justos, aunque queda mucho camino.

El Consejo de Ministros ha aprobado el 7 de diciembre- el Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para el impulso de la Competitividad Económica en la Industria y Comercio. Esta nueva normativa prohíbe la “venta a pérdidas” (por debajo de los costes de producción), en el caso de determinadas prácticas, si se consideran desleales.

Esto supone recuperar este concepto que ya estaba recogido en la Ley de Comercio Interior de 1996, pero que fue dictaminada como contraria al derecho europeo porque se imponía la prohibición de venta a pérdidas con un carácter general.

La nueva norma se adapta a Europa y considera desleales las ventas a perdidas que sean susceptibles de inducir a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos del mismo establecimiento, cuando tengan como objetivo desacreditar la imagen de un producto o de un establecimiento ajeno, cuando el objetivo sea eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado o cuando formen parte de una práctica comercial que contenga información falsa sobre el precio o su modo de fijación, o sobre la existencia de una ventaja específica con respecto al mismo, que induzca o pueda inducir a error al consumidor.

Desde UPA Huelva valoramos positivamente la medida, que demuestra la sensibilidad del Gobierno por volver a incorporar un concepto que se había eliminado de nuestro marco jurídico, con un serio perjuicio para los agricultores/as y ganaderos/as y que arroja mayor seguridad sobre la cadena de valor de los productos agrícolas y ganaderos.

Aún así, queda mucho camino por recorrer hacia el objetivo de unos precios justos en la agricultura y ganadería. La nueva norma tiene un claro enfoque hacia el consumidor final (quien paga el producto) y está por ver cómo se resolverán en la práctica las posibles infracciones que se planteen al respecto de las ventas a pérdidas, pues ahora estarán involucradas en su resolución Comercio y las Comunidades Autónomas.

El establecimiento de unos precios más justos para nuestros productores y productoras es un asunto que aún no está resuelto. Se necesitarán, además de esta que se ha aprobado, más normativas que impongan un margen de rentabilidad mínima en la producción o medidas concretas que aseguren un reparto equitativo de beneficios en la cadena de valor de los productos agrícolas y ganaderos.

Desde UPA Huelva seguiremos trabajando valorando positivamente estos pasos y reivindicando que se completen hasta llegar a nuestro objetivo de precios justos para nuestros agricultores/as y ganaderos/as.