UPA ha trasladado en el seno del Consejo de Participación su preocupación por las peonadas que van a perderse y cómo va a afectar indirectamente a la industria auxiliar, así como ha exigido que se deje de perjudicar la imagen de los agricultores de frutos rojos.


En la tarde del martes 18 se celebró la primera reunión del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía para el desarrollo del área de influencia del espacio natural Doñana.

A dicho acto, asistió Manuel Piedra, secretario general de UPA-Huelva, en representación de UPA-Andalucía, como miembro de pleno derecho de dicho Consejo de Participación.
En el seno del consejo, la organización trasladó las aportaciones y alegaciones realizadas durante el proceso de participación pública al documento de actuaciones para el desarrollo territorial sostenible del área de influencia del espacio natural Doñana, que ha estado abierto hasta el pasado 15 de diciembre de 2023.

En su intervención, Manuel Piedra trasladó la necesidad de creación de las comisiones de trabajo dentro del consejo para abordar todos los temas trascendentales que este nuevo marco de actuaciones va a desarrollar, así como destacó entre las alegaciones presentadas por la organización, las relativas a la formación y mejora de la empleabilidad, especialmente dedicadas a los agricultores y ganaderos y a las plantillas de trabajadores agrícolas.

Asimismo, el secretario general de UPA-Huelva recalcó la máxima prioridad que deben tener las infraestructuras y recursos hídricos pendientes para el Condado de Huelva, recordando a los asistentes que el agua superficial es la mejor solución a los recursos que necesita el parque nacional y su convivencia con los agricultores.

Manuel Piedra mostró también su preocupación por la bajada de la producción de frutos rojos que se prevé en la zona con la eliminación de las Has dedicadas al cultivo (se calcula que serán 80 millones de Kg aproximadamente) y la pérdida de peonadas que ello conlleva (200.000 peonadas aproximadamente) y cómo impactará también en la industria auxiliar que depende de los frutos rojos (transporte, envasado, insumos, fabricantes de infraestructuras…etc).

Por último, el secretario general de UPA-Huelva instó a todos los presentes y, especialmente, a las organizaciones ecologistas, que el período de transición que ha abierto el plan de actuaciones suponga una paz social y que se deje de criminalizar a los agricultores de frutos rojos y a perjudicar su imagen dentro del mercado nacional y extranjero. La organización entiende que, al igual que se ha conseguido un acuerdo entre administraciones como solución al conflicto en torno a la PL, quienes están integrados en el Consejo de Participación del del Espacio Natural de Doñana deben abrir también un período de tranquilidad hasta que los objetivos del nuevo plan se vean cumplidos.