Las 170 trabajadoras que necesitan volver a su país por razones humanitarias siguen sin poder retornar ante la pasividad del gobierno marroquí.

Durante esta semana UPA Huelva ha estado informando de la situación de las 170 trabajadoras de contratación en origen que necesitan retornar a su país por razones humanitarias (algunas de gravedad) pero que no pueden hacerlo porque el gobierno de Marruecos tiene suspendido este retorno desde el pasado día 21 de abril y no ofrece solución alguna al respecto.

Ante la incertidumbre creada, UPA Huelva ha solicitado formalmente al Cónsul de Marruecos una reunión urgente para abordar este tema. Así mismo se ha hecho extensiva la solicitud de reunión a la Secretaría de Estado de Migraciones del Gobierno de España. Si bien se ha tenido respuesta por parte de la Secretaría de Estado que ha derivado la celebración del encuentro en el Director General de Migraciones que posee competencias directas en el asunto, el consulado de Marruecos mantiene una actitud pasiva ante el asunto y no se pronuncia al respecto.

Por otra parte, UPA Huelva ha trasladado a ambas administraciones que a finales de mayo comenzará el retorno escalonado de la totalidad del contingente y que debe organizarse y coordinarse con una antelación adecuada, por lo que esta pasividad del gobierno de Marruecos genera inseguridad tanto entre las personas trabajadoras como entre los empresarios/as. En este sentido, UPA Huelva ha solicitado tanto al Cónsul como a la Dirección de Migraciones del Gobierno de España la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para que el retorno de las trabajadoras sea efectivo en las fechas previstas como en cada campaña.

Hasta ahora el Gobierno Marroquí no ha demostrado con sus súbditos la sensibilidad con sus compatriotas a la que UPA Huelva le ha apelado en la solicitud de reunión enviada, por lo que si este silencio del consulado de Marruecos se mantiene y no se aporta una solución al respecto, UPA Huelva convocará a las 10:00h del próximo miércoles 19 de mayo una concentración a las puertas del consulado de Marruecos con sede en Sevilla para celebrar una rueda de prensa y explicar a la sociedad que la pasividad del gobierno de Marruecos impide retornar a 170 mujeres que necesitan volver a su país por razones de salud, nacimiento de hijos, enfermedad grave o fallecimiento de familiares en Marruecos. En dicha convocatoria UPA Huelva contará con la presencia la ONG de atención a personas inmigrantes MZC para informar de la situación de estas mujeres.

Hay que tener en cuenta que a día de hoy existen en la provincia 12.725 trabajadoras de contratación en origen. UPA Huelva entiende que el silencio del gobierno de Marruecos está imposibilitando que se ponga en marcha con la antelación suficiente el proceso de retorno ordenado del resto del contingente. Si esto no se empieza a coordinar ya volveremos a situaciones como las vividas en la campaña pasada en la que las trabajadoras debían volver en los meses de mayo, junio y julio como es costumbre pero quedaron retenidas en la provincia hasta el mes de agosto, aspecto que es inaceptable porque no estamos en la misma situación pandémica del año pasado.