El secretario de Movilidad y Políticas Migratorias de UPA Andalucía, Manuel Piedra, confirma que el trabajo coordinado de tres ministerios españoles y la interlocución que hemos realizado desde nuestra Organización ha sido clave para que las trabajadoras marroquíes vuelvan sin problemas a partir del próximo 15 de junio, por lo que se desconvoca la concentración que íbamos a realizar el viernes 11.

La diplomacia y a las negociaciones entre España y Marruecos han dado los frutos deseados. El secretario de Movilidad y Políticas Migratorias, y secretario general de UPA Huelva, Manuel Piedra, se muestra satisfecho porque la interlocución al más alto nivel ha hecho posible que las más de 12.000 jornaleras marroquíes contratadas en origen y que se encuentran en la campaña de la fresa puedan regresar a sus casas sin problemas a partir del próximo día 15 de junio. De ahí que anuncie que desconvocamos la concentración que teníamos prevista celebrar el próximo viernes, día 11.

“La implicación de tres ministerios de España (Exteriores, Migración y Agricultura) y Marruecos, así como nuestra interlocución al más alto nivel, han permitido recuperar la suficiente normalidad en las relaciones para, al menos, permitir a las jornaleras marroquíes su regreso a casa una vez que ya está acabando la campaña de la fresa. Es una satisfacción para nosotros que, finalmente, se haya resuelto la crisis de la mejor manera posible para todos”, expone Manuel Piedra.

El secretario de Movilidad y Políticas Migratorias de UPA Andalucía insiste en la importancia de solventar los problemas mediante la diplomacia y la negociación. “España y Marruecos se han entendido en esta cuestión y es lo que nos importa a nosotros. Ahora, a partir del próximo 15 de junio, las jornaleras marroquíes volverán a sus hogares de forma escalonada, en tres ferries semanales, y con una PCR realizada”, aclara Manuel Piedra.

El Servicio Andaluz de Salud ya comenzó la vacunación de aquellas temporeras a las que le correspondía siguiendo el orden de edad, por lo que ha una parte (no muchas) que ya está vacunada con la monodosis de Janssen . En el resto de los casos las temporeras deberán realizarse una prueba PCR, que la Junta de Andalucía, a petición de los empresarios del sector, se ha comprometido a sufragar.

Aquellas temporeras que están en un mayor estado de vulnerabilidad (embarazadas, que hayan dado a luz o con alguna enfermedad) van a tener prioridad de salida en el primer ferry. Las navieras Balearia e Intershipping serán las encargadas de los viajes.

Con todo esto, UPA Andalucía da por desconvocada la concentración, aunque insiste en que seguirá muy vigilante para que el día 15 comience el retorno de las jornaleras. “Esto demuestra, una vez más, que a UPA no solo nos preocupa la defensa de los agricultores, sino que también nos preocupamos por los derechos de todos los trabajadores. Ahora nos alegramos de que la diplomacia al máximo nivel haya funcionado y las mujeres retornen a sus hogares con sus familias sin problemas”, concluye el secretario de Movilidad y Políticas Migratorias de UPA Andalucía.